He sido llamada a una misión

Hoy siento que diré lo mismo que dicen todos los jóvenes antes de partir a una misión pero que por fin entiendo cabalmente por que me está sucediendo a mí ahora.

received_1380119245343250-01

He sido llamada a servir a una misión de tiempo completo a la misión México Torreón el día 14 de febrero. Decir lo anterior definitivamente me llena de emoción y responsabilidad, por lo tanto, me gustaría hablar de estos dos sentimientos hoy.

Me llenó de emoción porque es algo que no pensé que pasaría pero al mismo tiempo, llevó esperando más de 3 años.

received_1380114052010436-01

Cuando el profeta Monson anunció el cambio de edad en las mujeres para servir una misión, recuerdo que muchas chicas de mi generación del Benemérito estamos comentando el evento por Facebook; como muchas vivían en diferentes estados de la república, ustedes entenderán que las distancias necesitaban acortarse más que nunca en ese momento. Sorpresa, entusiasmo y disposición fueron los sentimientos más comunes y a la semana siguiente, mi amiga Pam fue la primera de mis conocidas en anunciar que ya estaba llenando sus papeles. Yo también participe de esos sentimientos, lo expresé con mis padres y hasta en la universidad me preguntaron acerca de ello porque había demasiadas publicaciones al respecto. Después de unas semanas, pensé que tal vez no era mi momento. Tenía que terminar mi carrera, ¿cierto?  La emoción por servir se desvaneció lentamente porque pensé que tenía cosas más importantes que hacer.

Creo que el Señor no se iba a dar por vencido conmigo a pesar de mis pensamientos humanos y permitió que papá le sirviera en Centro de Capacitación Misional. Me gusta decir que aún no nos corren del Benemérito ni aunque lo cierren, pero quizás la impresión que tuve en un sacramental de testimonios con los misioneros de querer sentir el mismo espíritu y poder que se encontraba en ese salón de seminario al cual había entrado años atrás durante 2 semestres, era la razón de encontrarme en ese santo lugar una vez más. La emoción fue real y tangible.

Emil, cómo el buen ejemplo que es, sin saberlo me dio una siguiente impresión al domingo posterior en su discurso que pronunció en este mismo púlpito antes de partir a la misión México Torreón, la misma que su papá. “Les recuerdo que hoy empieza el curso de Preparación Misional a las 5 en la estaca”. No recuerdo mucho más de su discurso, sin embargo esa misma tarde ya estaba yo tomando la clase. No sabía si me iría a la misión aún, pero nuevamente la emoción surgió y al fin actúe ante ella.

Tanta alegría no necesita filtros! #contenta #graduación #2015 #JS

A post shared by ohsicasy (@ohsicasy) on

Terminé mi servicio social y mi carrera de Pedagogía con éxito, lo cual provocó que me ofrecieran un muy buen trabajo. Que una licenciada recién egresada esté a cargo de la plataforma de educación a distancia en el departamento de Posgrado en una universidad no es algo que sucede de manera común, pero ahí estaba yo, agradeciendo a mis profesores, jefes y Padre Celestial por la oportunidad dada.

El presidente Thomas S. Monson había dicho claramente que “la obra misional es un deber del sacerdocio… Sin embargo, les aseguramos a las hermanas jóvenes de la Iglesia que pueden hacer una valiosa contribución como misioneras y aceptamos con brazos abiertos su servicio”.

Entonces me di cuenta que en los últimos meses no disfrutaba mucho mi trabajo y, gracias a mamá, he llegado a la conclusión que era porque en mi corazón la emoción de servir en una misión era latente. Llené de asombro a mis superiores al expresar mi renuncia pero al mismo tiempo yo fui llena de su apoyo.

Cuando ya había enviado mis papeles y pensaba en el tiempo que no estaría en casa y que muchas cosas que me gustan no las podría hacer, a veces murmuraba para mi misma. “Papá, ¿que voy a hacer un año y medio sin EXO?”, pregunté un día en voz alta (EXO es mi grupo de música favorito). Papá me sorprendió con su característico comentario inesperado pero acertado. “La pregunta es ¿que harás para el Señor un año y medio?

Lista mi lightstick! …Ya sólo necesito el concierto. 😅 #EXO #EXOLproblems

A post shared by ohsicasy (@ohsicasy) on

Había olvidado que ya tenía la respuesta: cumpliré con la responsabilidad que yo misma he aceptado ya. Representaré al Señor en la predicación de su evangelio restaurado. Seré una representante oficial de la iglesia. Mantendré las más altas normas de conducta y apariencia, guardaré los mandamientos, obedeceré reglas de la misión y seguiré los consejos de mi presidente. Parecerá difícil pero creo que es mi tiempo de mostrarle al Señor que toda esta vida en el evangelio no ha sido en vano. No soy perfecta, sigo siendo una mujer natural pero definitivamente me esforzaré por llevar con honor esta responsabilidad, por qué sé que Él confía en mi. Sé que Él confía en nosotras.

Starla Awerkamp en la Liahona de abril del 2015 mencionó que “[el servicio en el Evangelio] es un sacrificio valioso y preciado; no obstante, el Señor necesita mujeres con poder espiritual cuya fe, rectitud y caridad resplandezcan. Él sabe que cada una de nosotras tenemos mucho más que ofrecer. Jesucristo nos llama a todas a que cultivemos nuestra fortaleza y aptitud espirituales para recibir revelación y actuar de acuerdo con ella con el fin de contribuir al progreso de Su obra”.

Conozco a varias exmisioneras virtuosas, otras están en el campo, como mi prima en Ciudad Obregón o mi mejor amiga en El Salvador, y yo espero  llegar a ser una de esas mujeres. Mi Padre Celestial, Jesucristo y el profeta me han llamado a servir. A pesar de las tribulaciones y desafíos, sé esta experiencia me permitirá estar más cerca de mi Dios y de sus hijos gracias a la fe, rectitud y caridad que me esforzaré por desarrollar.

El autor estadounidense Chuck Palahniuk afirmó: “Nada en mí es original. Soy el esfuerzo combinado de todos aquellos a quién he conocido”. Hoy especialmente concuerdo con él. Nada en mí es original, soy el resultado de este evangelio, de las enseñanzas de mi familia y también de muchos de ustedes, los miembros del barrio. Yo no sería lo que soy  ahora actualmente si no fuera por todas las personas que el Señor me ha permitido conocer en esta tierra.

Testifico que el deseo de servir en una misión puede llegar en diferentes lugares gracias a las personas y momentos indicados. El buscar las cosas de un mundo mejor nos hará olvidar las cosas buenas que ya tenemos en este mundo. El diezmar mi vida será difícil, cansado y frustante pero hacerlo también me permitirá sentir por un momento lo que Cristo sintió mientras predicaba en esta tierra. Será mi forma de agradecer todo lo que Él ha hecho por mí y mi familia desde generaciones atrás.

Sé qué Dios vive. Sé qué me ama. Sé que esta iglesia es verdadera y sé qué éste Evangelio nos puede brindar felicidad eterna.

Discurso pronunciado en la reunión sacramental – 22 de enero 2016.

Fotos por Itzel López  ×  Utsil Fotografía       Contacto: www.facebook.com/UtsilFotografía


Escribe un comentario bonito y recuerda seguirme en mis redes sociales 🙂

Twitter

Facebook

 Instagram

Pinterest

Anuncios

9 comentarios en “He sido llamada a una misión

  1. Muchas Felicidades. Y como me pasa muy seguido … Se aceleró mi corazón al leer este discurso, suponiendo que lo mismo le pasó a los miembros de tu barrio. Y deseando lo mejor para ti y las personas que conozcas a lo largo de año y medio 🙂

    Me gusta

  2. Disfruta esta oportunidad de servir al Señor, nosotros siempre estaremos apoyándote desde aquí hasta allá, pediremos constantemente por ti, por quienes conoces y a quienes enseñarás y , sobre todo , que el Señor te tenga constantemente en la palma de su mano…..te amo como tienes idea y te pido recordar esto siempre!

    Me gusta

  3. Felicidades por ser valiente y seguir tus convicciones! Serás una gran bendición para todas las personas que conozcas en tu misión! Hoy he descubierto tu blog y es fantástico, Estar de presidenta de la Sociedad de Socorro en mi barrio no a sido fácil y tu talento y dones están siendo una bendición para mi! Mucho éxito y te esperamos de regreso con muchas ansias

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s